64 Bits es una de las empresas que se encuentran en el Coworking de ConQuito, este es un espacio que el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito pone a disposición de los emprendedores para apoyarlos y fortalecerlos en sus iniciativas.

 DSC08048

La empresa 64 Bits brinda asesoría a pequeñas y medianas empresas sobre cómo usar la tecnología en favor de su negocio, de tal manera que represente siempre una inversión y no un gasto. Esta iniciativa inició en noviembre del 2014, cuando empezaron desarrollaban el trabajo en su tiempo libre; en junio del 2015 decidieron lanzarse de lleno, a su pasión, es así que legalizaron su empresa y empezaron a trabajar a tiempo completo.

Fernando Ortíz, quien es parte de esta empresa, indicó que el nombre, 64 Bits, está asociado con la tecnología. “64bits es una arquitectura de procesadores que tiempo atrás desplazó a la de 32bits, todos del ámbito tecnológico, es un término global, reconocido y pronunciable por países con otros idiomas”.

La empresa está compuesta por tres personas, dos de sus miembros son Ingenieros en Sistemas y uno de ellos Ingeniero en Telecomunicaciones; ellos son Fernando Ortiz, 28 años (Guayaquil), especialista en infraestructura de servidores; Luis Vaca, 30 años (Manta) posee experiencia en tecnologías de redes de datos y Rosa Campaña, 30 años (Milagro) cuyo fuerte es el desarrollo de software. “Lo interesante es que estas áreas se intersectan y eso nos ayuda a diseñar soluciones de gran valor; nos apasiona resolver problemas, eso es lo que hacemos”, dijo Fernando.

Los objetivos que tiene esta empresa son: asesorar a las empresas a usar la tecnología en su beneficio, crear software de calidad en beneficio de nuestros clientes y ayudar a resolver problemas de infraestructura ya montada.

Para esto brindan dos servicios que son consultoría en arquitectura de redes y servidores y desarrollo de software a medida. “Creo que nuestro valor principal con las consultorías es que no vendemos una marca, por lo tanto, tenemos flexibilidad para diseñar soluciones precisas; orquestamos un proyecto tecnológico, esto es como armar un rompecabezas usando lo mejor para cubrir las necesidades claves del cliente manteniéndose en su presupuesto”, subrayó Fernando.

Además brindan los servicios de creación de páginas Web y soporte en problemas de redes y servidores. Los productos con los que cuentan son: un software de compartición de archivos privado para empresas. Es un desarrollo opensource. “ofrecemos la instalación y capacitación de uso. Esto permite a las empresas contar con un servicio parecido a Dropbox dentro de una empresa”.

Otro de sus servicios es Firewall Gestionado, “alquilamos firewalls de red, necesarios para seguridad en red interna. De esa manera el cliente no invierte en estos equipos, que suelen ser caros, sino que paga un valor mensual por el mismo y esto incluye horas de soporte y mantenimientos del equipo”.

Las metas que tienen estos jóvenes empresarios son ser pioneros en brindar soluciones tecnológicas más eficientes de las que ya existen en otros países como, por ejemplo: computación en la nube, automatización de la infraestructura informática (DevOps) y desarrollo de software con arquitectura de micro servicios.

Estos jóvenes coincidieron en salir de su zona de confort y adentrarse al mundo del emprendimiento. “Cada uno evaluó las herramientas que tenía a su disposición y vimos que eran compatibles y pensamos en lo que podíamos construir con ellas así que salimos a lo desconocido. Nos apasionan nuestras áreas, nos gusta resolver problemas. Así que nos divertimos ayudando a las empresas a adoptar nuevas tecnologías para su beneficio”.

Estos jóvenes ven no solo beneficios y servicios de ser parte del  Coworking, en este espacio ellos ven oportunidades. “Es una gran ayuda que se la da a los emprendimientos en la ciudad; vemos aquí un gran impulso para llegar a tu meta, que tan lejos llegas depende mucho del emprendedor. Salir de la zona de confort es un acto de desafío personal y estar en un ecosistema donde se respira aire emprendedor rodeado de personas que caminan por el mismo sendero que tú, es algo que te mantiene motivado”, finalizó Fernando.