ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y CONQUITO, la Agencia de promoción económica del Distrito Metropolitano de Quito, firmaron hoy una alianza para mejorar la condición económica de las personas refugiadas y sus comunidades de acogida en la ciudad.

Mediante una carta de entendimiento, las Agencias llevarán a cabo iniciativas de sensibilización para la empresa privada sobre la movilidad humana; de fortalecimiento de emprendimientos, capacitación y asesoría técnica interinstitucional; generación de medios de vida; y buenas prácticas de inclusión económica con enfoque de movilidad, cohesión y derechos humanos.

“Esta alianza permitirá brindar oportunidades de integración a las personas que han llegado a Ecuador en busca de protección internacional. La ayuda humanitaria es importante, pero no suficiente por sí sola, es necesario alcanzar una inclusión económica plena de las personas en movilidad humana,” dijo Magda Medina, Representante Adjunta de ACNUR en Ecuador. “Contribuir al país que les ha acogido es un anhelo de las personas que han encontrado en Quito un lugar seguro en donde rehacer sus vidas.”

Ecuador ha reconocido históricamente a 72,033 personas como refugiadas, el número más alto de América Latina. Además, este país es hogar de más de 500,000 personas refugiadas y migrantes de Venezuela. Para las personas en movilidad humana y sus comunidades de acogida, trabajar en modelos de inclusión económica con enfoques de movilidad y derechos humanos es de vital importancia.

“Gracias a este convenio vamos a tener una línea específica del Fondo de capital semilla Fonquito para proyectos destinados a segmentos de personas de movilidad humana,” dijo Enrique Crespo, director de CONQUITO. “Estos proyectos permitirán a la población refugiada retomar el control sobre el futuro propio.”

ACNUR y CONQUITO tienen una trayectoria de trabajo

La firma de esta carta, que tiene una duración de dos años, permitirá desarrollar programas que potencien las habilidades de miles de personas en situación de movilidad, dándoles una oportunidad para rehacer sus vidas y permitiéndoles contribuir significativamente al desarrollo de la ciudad.