Agencia de Desarrollo Económico-CONQUITO | 2015-05-21 | 04:16:30 PM _o9a0200_23406 El patio central del centro comercial Quicentro Sur recibe, desde este jueves 21 hasta el martes 26 de mayo, a 52 emprendedores artesanales, que ponen a prueba sus productos e ideas de negocios ante potenciales clientes.
El Municipio del Distrito Metropolitano de Quito bajo la coordinación de Conquito impulsan el segundo Testing Lab, esta vez es con la producción de los artesanos, esta iniciativa lleva por nombre ‘Hecho a Mano’, un espacio que permite la comercialización y el testeo de los productos con clientes reales, quienes dan sus ideas sobre los emprendimientos.
Esta iniciativa fue creada, este año, por la actual administración municipal, que impulsa el desarrollo de ideas innovadoras, y es posible gracias a un acuerdo suscrito con  el Quicentro Sur, quienes ofrecieron el espacio totalmente gratuito como ´parte de su compromiso con la responsabilidad social.
Los 23 stands sirven para exponer, desde productos cosméticos naturales, velas artesanales con figuras de personajes como cucuruchos, mermeladas de diferentes sabores entre ellas la de ají, artesanías realizadas en cuero repujado, arte en postres, almohadillas anti estrés, juegos didácticos, bisutería, objetos tejidos, y una infinidad de productos todos trabajados a mano, por hábiles emprendedores, quienes han visto en esta ocupación un fin para tener y mantener su propio negocio.
Javier Albuja, coordinador de proyectos de Conquito, indicó que este Testing Lab, es un nuevo servicio diseñado para emprendedores, es así que este año se realizarán  cuatro de estos testeos, uno ya se realizó que fue el de Ciencias Vida y Educación, el Hecho a Mano, que se está desarrollando, próximamente se realizarán el de Tecnología y otro de Diseño y Moda.
Lo que se busca es validar sus ideas de negocio, lo atractivo de su producto, sus canales de distribución, sus estrategias de marketing, esto a través de la interacción con público real “la finalidad es el aprendizaje, esto permite la validación, en esta edición del Testing Lab ‘Hecho a Mano’ tenemos la participación de 52 artesanos, para ello los hemos divididos en dos grupos, para esto se han incrementado 2 días más”, dice Albuja.
Se tendrá 3 días de testeo por grupo,  de una manera participativa y saltando un día, este ejercicio les permitirá descubrir que deben fortalecer “la interacción se hace una vez que se han entregado las metodologías que les permitan reconocer qué se debe mejorar”, enfatizó.
Los emprendedores tuvieron acceso a esto espacio luego de haberse registrado para participar, su procedencia, incluso rebaza los límites del Distrito; uno de ellos proviene de la Ambato, es de la microempresa Nova 100% Didáctico.
Poco a poco y pesar de ser cerca de las 12:00  de un día entre semana,  los clientes empezaron a llegar y preguntar sobre las iniciativas que se exponen, una de ellas es Catalina, “esto es muy bueno, es una excelente oportunidad que brinda el Municipio a los artesanos, tanto para ellos, como para nosotros que estamos curioseando, comprando y nos empapamos de todas las maravillas que la gente hace, además que les damos ideas”, dijo.
Los artesanos realizan un proceso de comercialización pero “el principal objetivo es que validen que su modelo de negocio es el adecuado, que el segmento de clientes es el ideal, o tal vez encontrar un nuevo segmento para abrir oportunidades de ventas, o tal vez mejorar sus canales de distribución. Esta información la reciben de sus clientes, que se generen las ventas es un plus, al final los técnicos mantienen una reunión con los emprendedores para analizar los resultados y los pasos que se deben seguir para mejorar”, señaló Albuja.
Ideas innovadoras se exhiben en el ‘Hecho a Mano’
Fioré, Jabón y Cosmética Artesanal, lleva dos años en el mercado este es un emprendimiento familiar que tiene visión social, pues han contratado a madres solteras para brindarles empleo, René Loyola; la idea nació hace 27 años, cuando él y su esposa fueron padres por primera vez.
“Por recomendación de la familia usamos en la piel de nuestros niños la avena y la manzanilla, hace poco tiempo nació mi nieto y vimos con mi esposa la necesidad de generar un producto que nos permita cuidar la piel, usamos productos naturales sin químicos, ahora tenemos una diversidad de mercadería”.
En el emprendimiento trabaja René, su esposa y su hija, “además hemos contratado a mujeres, madres solteras, en un pequeño número, que tienen problemas para conseguir empleo, la idea nace por la necesidad de ayudarnos mutuamente y gracias a Dios por la acogida de la gente lo estamos logrando”, manifestó René.
Este emprendedor reconoce la importancia de esta actividad pues a su criterio, “el aprendizaje es de todos los días, nuestros cambios son para satisfacer al cliente, muchas veces emprendes en algo que consideras que es bueno, pero es el cliente el que día a día te permite ir mejorando. Esta es la prueba, para quienes vinimos acá buscando mejorar, más allá de las ventas, queremos experiencia y que el cliente nos permita mejorar”.
Fioré produce u comercializa, cremas, body splash, velas aromáticas, bálsamo para los labios, sales de baño, jabón líquido anti bacterial, exfoliantes para la piel, los precios van entre los 5 a 18 dólares, en su producción emplean manteca de carité, que es un regenerador.
Novo, llevan en el mercado 20 años, empezaron material didáctico, luego emprendieron con masajeadores en tagua, estos llegaron a Estados Unidos, Europa, América Central y Sur América. Ahora se están enfocando, nuevamente con los juegos didácticos.
Super Yengha, 3 en línea, palillos chinos, solitario, increíble dominó, tangram, son algunos de los juegos que produce esta microempresa, que tiene su sede en Ambato, sus productos están orientados para niños desde 1 año hasta adultos, para relajamiento mental.
Sus empaques cumplen las normas de etiquetado, cuenta con código de barras, cuenta con advertencias de seguridad para los usuarios, es una marca registrada.
“Esta iniciativa del Municipio me parece muy buena, con esto sabemos que venimos a testar dos nuevos productos, estos son rompecabezas de encaje, es para niños de 2 a 5 años, tiene pintura no tóxica, los niños a más de motricidad fina y gruesa aprenden orientación en el espacio, con las imágenes se les llama la atención”, dijo Lourdes López,  microempresaria.
Los costos van desde 5 hasta 15 dólares, están realizados en madera, en melamínico, las fichas, en algunos casos son hechos en plástico, “estos son productos ecuatorianos, la ventaja es que si se pierde alguna ficha o pieza nos pueden llamar y adquirirla”. Al momento una empresa de venta de juguetes ya vende algunos de sus productos, dice.
Alto relieve en cuero, repujado a mano, en esta iniciativa de negocios familiar participa Luis Fernando Jijón y su esposa Ofelia Gordón, estas artesanías son joyas de arte, baúles, joyeros, adornos para el cabello, agendas, llaveros y hasta un cuadro de la última Cena de un metro por 80 cm., son algunas de las obras que han salido de las manos de esta hábil artista quiteño.
“Esto es una herencia de su padre, el se lo enseñó, el arte en cuero repujado viene de España, mi esposo se ha dedicado a esto hace 20 años; en mi casa somos mi esposo, mi hija y yo; el trabajo que el realiza es tan minucioso y perfecto, que yo no me he animado a aprender. Me fascina el trabajo de mi esposo”.
Los costos son cómodos, Ofelia dijo que incluso a los clientes se les hace una rebaja, esto permite mantener un contacto con el cliente, dijo que se mantienen en este negocio por su buen trato, existen productos como los adornos para el cabello con hebilla metálica, el par, cuesta 2.50 dólares, 7 cobres, 8 dólares los joyeros, los cobres con doble servicio tienen un valor de 50 dólares. Los productos se elaboran en vaqueta.
Dulce Sara, mermeladas de frutas y hortalizas y dulce de leche con canela, este es un emprendimiento en el que trabaja Nelson Cárdenas y su esposa Sara, ella es quien elabora los productos.
Empezaron en octubre del 2014, “estamos aquí para conocer la opinión de los clientes y hacer los ajustes necesarios”, dijo Nelson, este joven emprendedor a acudido a Conquito para conocer y participar en los diferentes talles que impulsan las ideas de negocio.
El producto que más llama la atención es la mermelada de ají, este producto tiene una consistencia semi-espesa, su color es rojo atomatado y su sabor algo picante pero dulce, pero además tienen mermelada de manzana-menta, mandarina, calabaza y jengibre, otra de pimiento rojo, zanahoria con naranja, uvilla; además de dulce de leche con canela, y dulce de leche cortada.
“Ese es nuestro valor agregado ofrecer a la gente sabores que normalmente no encuentra en el mercado, hemos tratado de combinarla de forma de que sea atractivas y con un sabor agradable. Con los ajustes necesarios podremos comercializarlos de forma adecuada”, indicó Nelson.
Al ser un emprendimiento naciente, tiene en stock 200 frascos de los 9 sabores, tiene capacidad para producir 2 000 frascos al mes. El costo es de 6 dólares. “Mi esposa es la que genera estas combinaciones, con prueba y error hemos destacado varios sabores, empezamos con el dulce de leche que hacía mi mamá, el ají nos gusta a los dos y ese fue otro de los productos que empezamos a hacer”.
Los emprendedores de Dulce Sara se están promoviendo a través de Facebook y mediante una tienda en línea se pueden hacer los pedidos, se coordina la entrega que  es personalizada, “no importa la cantidad, aunque sea una nosotros vamos, la idea es que la gente empiece a conocernos, hasta que tengan confianza y puedan hacer su compra en línea.”