Un robot que lava los vasos, los llena de cerveza y sirve es uno de los cientos de productos y servicios de los sectores metalúrgicos, eléctricos, electrónicos, automotrices, tecnológicos, robótica, ferreteros, maquinarias que forman parte de la Expo Industrial 2014, realizada por la Cámara de la Pequeña Industria de Pichincha (Capeipi), que se abrió al público este miércoles, a las 11:00 en el Centro de Exposiciones Quito.
Del 22 al 25 de octubre estará abierta de 10:00 a 19:00 esta feria gratuita en la que empresarios, expositores y visitantes podrán acceder a conferencias, talleres y admirar los proyectos tecnológicos, robóticos e industriales que forman parte de segunda competencia de Mecatrónica y el Festival de Conocimiento y Habilidades del Ecuador en el que participan estudiantes de universidades públicas y privadas del Ecuador. Gerald Montesinos, presidente del sector metalmecánico de la Capeipi, inauguró esta feria que acoge a cerca de 70 expositores que exponen una gama de innovaciones tecnológicas maquinarias de punta y aplicaciones industriales, donde los interesados pueden admirar estos productos, comprar la maquinaria o establecer relaciones de servicios. robo “Lo que queremos es que se afiance esta sociedad tripartita para que los pequeños y medianos  empresarios puedan contactarse con las grandes empresas y ser potenciales proveedores, aplicar el reemplazo selectivo de importaciones -dijo Montesinos- y también demostrar que en nuestro país existen empresas que fabrican productos  de calidad que pueden competir con cualquier producto importado”. El que se robó el show esta mañana es el robot KUKA del consorcio Greepo Energy de Alemania. Javier Céspedes, ingeniero mecatrónico, explicó tiene un brazo mecánico que sirve cerveza. Cualquier persona se acerca a las bandas transportadoras, pide su vaso y el robot lo agarra suavemente, lo lava, enjuaga y lo llena de cerveza para entregarlo al visitante. “Si este robot puede servir cerveza, una actividad que parece insignificante, a nivel industrial puede ser utilizado en montaje, ensamblaje, para cargas pequeñas de 5 kilogramos hasta toneladas, siempre integrado a través de PLC´s (Controladores Lógicos Programables) que permiten hacer rutinas de trabajo programado, como ya lo hace en dos industrias ecuatorianas la una de bebidas y la otra de sanitarios -dijo Céspedes-. Su costo está entre 200 mil dólares hasta dos millones, pero KUKA, el que sirve cerveza, costaría unos 400.000 dólares”. Otro producto que llama la atención es el de la  empresa Enerpro, líder en energías renovables y eficiencia energética. Esta empresa aprovecha la energía fotovoltaica para los  sistemas de respaldo  de energía, equipamientos y soporte técnico; energía eólica (viento) para el diseño de parques eólicos o para el bombeo de agua; energías solar térmica, con tubos de vacío y colectores planos, para obtener agua caliente en residencias e industrias; biomasa para producir energía vapor, y el diseño de microhidroeléctricas e hidrocinéticas con pequeñas plantas de hasta 10MW para zonas aisladas o con poca disponibilidad de agua. En otro stand los jóvenes estudiantes de Mecatrónica de la ESPE muestran parte de los proyectos que desarrollan; uno de ellos es una mano mecánica que a través de circuitos electrónicos y mecánicos puede lograr el movimiento real. «Esto se logra a través de estudios básicos de movimientos mecánicos y electrónicos, con un sistema Arduino y conexiones cableadas que logran un movimiento -dijo Cristian Bueno, estudiante de séptimo semestre-; esta mano puede ser empleada en la industria para sujetar cosas y esto evitaría accidentes que constantemente sufren los operarios industriales”.