Tag Archives: Agricultura orgánica

Mujeres agricultoras se capacitan en finanzas

DSC_0186 (2)Cerca de veinte mujeres participantes del proyecto de Agricultura Urbana Participativa AGRUPAR, se encuentran recibiendo capacitación en educación financiera, los cursos se los realiza gracias a CRISFE y son dictados por la Fundación Educativa Monseñor Cándido Rada, aliada al FEPP.

El Municipio del Distrito Metropolitano de Quito y ConQuito colaboran para que temas como manejo de finanzas personales y familiares, de las mujeres beneficiarias del proyecto AGRUPAR, cuenten con estas herramientas que permitan mejorar sus condiciones económicas.

El programa busca “concienciar a las mujeres sobre su rol como administradoras, como gerentes del hogar, fortalecer su capacidad para la administración de los recursos del hogar; la capacitación se realiza a través del uso de herramientas útiles y sencillas”, indicó Graciela Sánchez integrante de la Fundación Educativa Monseñor Cándido Rada.

La metodología se basa más en la práctica, obviamente analizando ciertos conceptos teóricos, “los ejercicios que usamos se enfocan en su vida diaria, con su experiencia vamos creando conciencia en su rol de administradoras de los recursos del hogar, cómo propender hacia el ahorro, cómo establecerse metas, estrategias sencillas sobre endeudamiento”, señaló Graciela Sánchez.

Las mujeres que participan en esta capacitación pertenecen al proyecto de Agricultura Urbana Participativa (AGRUPAR), el curso es totalmente gratuito, tomando en cuenta que estas personas generan recursos para sus familias.

“Estas clases me hacen muy feliz, ha sido muy bueno aprender cómo administrar mejor el dinero, aprender cosas nuevas. Los técnicos de ConQuito me han ayudado mucho, desde que estoy aquí tengo mis plantitas que son maravillosas, salgo a vender y tengo mi invernadero; mi salud y ánimo han mejorado, ahora estoy siempre contenta” comenta Rosa Llano, participante del proyecto Agrupar desde hace más de 10 años.

Uno de los componentes de Agrupar consiste en la comercialización de los excedentes de los productos orgánicos cultivados en los huertos y allí radica la importancia de enseñar a las participantes a administrar sus ingresos para lograr impactar positivamente en la situación socioeconómica de la población.

La capacitación ‘Educación Financiera para mujeres’ cuenta con cuatro módulos, estos son: ahorro, presupuesto familiar, endeudamiento y taller de refuerzo.

En el taller de presupuesto familiar se analizaron cuáles son los gastos que cada una de ellas tienen en sus hogares diariamente o al mes, esto a través de una hoja de presupuesto, cuáles son sus ingresos reales, y cuáles son sus gastos, estos pueden ser de alimentación, de educación, pago de servicios básicos, salud, con esta información hacen los ejercicios. A raíz de ello las participantes realizan un mapa o meta financiera.

“Esta capacitación crea compromiso de las usuarias además de motivación y les permite analizar sus metas y se genera esa capacidad de soñar”, dijo la capacitadora. De esta manera se impulsa el desarrollo de emprendimientos productivos con mujeres y a la vez se les otorga herramientas para manejar sus economías familiares.

14 años de la agricultura urbana participativa en Quito

FTGE030714_MG_4217-683x1024

 Sabía usted que ¿más de 61 mil personas se benefician directamente de la agricultura urbana en Quito?, que anualmente se venden en el distrito 150.000 kilos de productos orgánicos, que estos se producen en 29 hectáreas en la ciudad y las zonas rurales y que desde el año 2009 en las Bioferias han generado 1.207.422 dólares que benefician a las familias de los productores, estos son algunos de los resultados alcanzados por el proyecto de Agricultura Urbana Participativa (AGRUPAR) que se ejecuta mediante ConQuito.

El Municipio del Distrito Metropolitano de Quito mediante la Agencia de Promoción Económica ConQuito, ejecuta el proyecto AGRUPAR el que trabaja en la implementación de huertos con producción orgánica, crianza de animales menores, procesamiento de alimentos y comercialización de excedentes por medio de Bioferias, dentro del esquema de apoyo a la producción sana y solidaria.

La agricultura urbana es una actividad integradora que incrementa la biodiversidad urbana y mejora la gestión ambiental y los ingresos, además genera empleo y ahorro por el consumo de la producción propia para sus participantes. Esta actividad es versátil y se la puede realizar en: terrazas, balcones, jardineras, patios, espacios comunales o privados y contenedores reciclados como: cajas de madera, botellas, llantas y macetas, entre otros.

El proyecto está dirigido a todos quienes quieren formar parte de una propuesta innovadora para la ciudad: grupos de mujeres, adultos mayores, escuelas, colegios, centros de atención a niños menores de 5 años, centros de rehabilitación social, centros de atención a personas con discapacidad, comunidades religiosas de todo tipo, centros de acogida a niños, jóvenes y adultos en situación de vulnerabilidad.

La práctica de agricultura urbana mejora el acceso, la disponibilidad y la estabilidad de alimentos sanos para el consumo familiar y el de la población en general, a través de la aplicación de técnicas de producción limpias que mejoran la gestión ambiental de la ciudad por medio del reciclaje y reutilización de materiales, se respetan los saberes ancestrales y brinda una opción de vida para sus participantes por su enfoque de equidad e inclusión social.

La Agricultura Urbana es una actividad multifuncional y multicomponente, que incluye la producción o transformación inocua, de productos agrícolas y pecuarios en zonas intra y periurbanas, para autoconsumo o comercialización, (re) aprovechando eficiente y sosteniblemente de recursos e insumos locales, respetando los saberes y conocimientos locales y promoviendo la equidad de género a través del uso y coexistencia de tecnologías apropiadas y procesos participativos para la mejora de la calidad de vida de la población urbana y la gestión urbana, social y ambientalmente sustentable de las ciudades.

Con el fin de superar los problemas de inseguridad alimentaria y pobreza en Quito, el gobierno local y distintas organizaciones de base desarrollaron acciones que permitieron articular la agricultura urbana y el ordenamiento territorial, como forma de mejorar la generación de empleo, abastecimiento de alimentos, seguridad alimentaria y pobreza urbana.

El proyecto nace en el año 2002 dentro de la Dirección de Desarrollo Humano Sustentable del Municipio de Quito y se ejecuta hasta el 2004 dentro de la ésta, luego en el 2005 pasa a la Agencia de Promoción Económica ConQuito, desde la cual se impulsa el  enfoque de desarrollo económico para la agricultura urbana sin descuidar el objetivo prelativo de seguridad alimentaria para sus participantes.

 

Servicios:

 

Bioferias: son puntos de venta de productos 100% orgánicos en estos espacios diferenciados para la comercialización de los excedentes de la agricultura orgánica, en los que se rescata la venta directa productor-consumidor, que respeta un precio justo para ambos. Estos puntos de venta ofertan la producción orgánica generada por las unidades productivas apoyadas por ConQuito.

Otros servicios con los que cuenta este proyecto son los cursos de agricultura urbana con enfoque urbano y Periurbano, asistencia técnica y capacitación, los participantes acceden a técnicas básicas y conocimientos para la implementación de un huerto orgánico con fines de autoproducción de alimentos.

Curso de manejo de frutales y podas, brinda conocimientos técnicos y agrícolas para que los productores orgánicos del Distrito, desarrollen  las  actividades de en forma adecuada. En el caso de los frutales se ofrece información sobre a qué distancia deben ser plantados unos respecto a otros, los cuidados, abonos y fertilizantes orgánicos, apropiados que deben recibir y enfocándose particularmente en frutas como el limón, el aguacate,  la mora y tomate de árbol.

Curso de crianza de animales menores, se enfoca, en la crianza de aves de engorde,  o de postura para huevos,  actividades que se realizan en la ciudad, pero que muchas veces se aplican de una manera no  técnica, lo que puede acarrear problemas de tipo ambiental, de salud u otros relacionados con la comunidad. CONQUITO no otorga permisos ambientales para esto, pero se brinda el conocimiento técnico para realizar la crianza de especies menores, e informa sobre a cantidad de carga animal que se puede tener en determinado espacio físico. Es importante señalar que toda actividad económica requiere una licencia ambiental que deberá ser otorgada por la Secretaría Metropolitana de Ambiente.

 

Pasos para la implementación de un huerto urbano

·         Conformar un grupo de mínimo 4 personas.

·         Curso con duración de 4 sesiones de 20 horas (cuatro viernes seguidos).

·         Seleccionar un espacio idóneo para la implementación de un huerto para el grupo.

·         Verificar cronograma de ejecución del Curso de ‘Agricultura Orgánica con enfoque Urbano’.

·         Solicitar por escrito a la Dirección Ejecutiva de ConQuito, el apoyo para la implementación del huerto.

·         Inscripción y pago del valor del curso previo al inicio del mismo.

·         Contacto con el equipo técnico del proyecto AGRUPAR.

AGRUPAR ha trascendido su intervención urbana y periurbana a zonas rurales del Distrito favoreciendo la conexión urbano –rural, integrando a la agricultura familiar hacia una propuesta de base agroecológica en contraposición a la agricultura convencional y al monocultivo, se han abierto espacios para la comercialización de esta producción en bioferias ubicadas zonas rurales además del acceso a bioferias en zonas urbanas.

El proyecto de Agricultura Urbana ha impulsado la adhesión de  Quito al Pacto de Políticas Alimentarias de Milán y es el catalizador dentro de la municipalidad para sumar esfuerzos y concretar acciones desde iniciativas  alineadas al marco de acción del pacto en miras a trabajar por un sistema alimentario sostenible y resiliente para la ciudad.

AGRUPAR ha sido el promotor  dentro de la municipalidad para que  FAO a través de su programa Alimentos para las Ciudades: Construyendo ciudades-región resilientes y seguras alimentariamente en alianza con  la Fundación RUAF a través de su proyecto de Herramientas Urbanas, desarrollen en Quito la metodología para el levantamiento del sistema agroalimentario ciudad – región, dando los primeros pasos para que la ciudad avance hacia su seguridad alimentaria futura.

Resultados:

·         El promedio de ingreso mensual extra de al menos 55 dólares por venta de excedentes y al menos 72 dólares como ahorro del consumo de la producción propia valores que sumados equivalen a 127 dólares los cuales duplican al bono de desarrollo humano (USD 50,00)

·         El 17% de los huertos reportan ingresos que superan los  USD: 300,00 /mes.

·         12.5 kilos reciclados de basura doméstica/ semana/familia participante, que equivale a 0.65 TON /año

·         Agro-biodiversidad urbana incrementada:  72 especies comestibles

·         Agricultura urbana reconocida como indicador de sostenibilidad ambiental de Quito – ciudad resiliente

·         La participación de la mujer representa más del 84%.

·         El proyecto AGRUPAR tiene una cobertura sobre el DMQ del 94% (promedio de cobertura entre parroquias urbanas y rurales)

·         El 50% de las unidades productivas tienen superficies menores a 100m2.

·         Se han generado más de 100 emprendimientos asociativos de la agricultura urbana que manejan giros de negocio comprendidos entre: producción primaria (frutas, hortalizas, antas medicinales), procesamiento de alimentos (snacks, conservas, panificados, deshidratados, lácteos, cárnicos), crianza de animales de granja (cuyes, conejos, abejas, aves de engorde y de postura, codornices, cerdos y trucha).

·         El 53 % de la producción se destina al autoconsumo y el 47% se comercializa a través de diferentes canales: Bioferias, el propio huerto, entrega de canastas, restaurantes, tiendas de barrio, entre otras.

Reconocimientos alcanzados por el proyecto:

·         CONQUITO la mejor agencia de desarrollo Económico 2010 (por su proyecto AGRUPAR), ILS LEDA

·         Quito ente las 10 ciudades más verdes de América Latina y El Caribe, 2014

·         Premio Dubai 2014, Buena Práctica Ambiental

·         Buena Práctica Foro Ibero Americano y de Caribe de Buenas Prácticas 2015

·         Buena Práctica Pacto de Políticas Alimentarias de Milán, 2015

 

Vuelve Curso de Agricultura Orgánica a ConQuito

El Municipio del Distrito Metropolitano de Quito invita a participar en el nuevo curso de ‘Acelerado de Agricultura Orgánica con enfoque Urbano y Periurbano’, esta iniciativa de la Agencia de Promoción Económica ConQuito iniciará el sábado 12 de marzo y concluirá el sábado 9 de abril de 2016.

Más info...

AGRUPAR realizará curso de crianza de especies menores

La Agencia de Promoción Económica CONQUITO a través de AGRUPAR, invita a participar del curso ‘Crianza de especies menores’ que se realizará el viernes 19 de febrero. El curso se enfoca principalmente a la crianza de aves de engorde, o de postura para huevos, actividades que ya se realizan en la ciudad, pero que muchas veces se aplican de una manera no técnica, lo que puede acarrear problemas de tipo ambiental, de salud u otros relacionados con la comunidad. crianza_especies_menores AGRUPAR pretende orientar y brindar conocimiento técnico sobre cómo realizar la crianza de especies menores a nivel urbano y peri-urbano, evitando que la carga animal sobrepase los límites establecidos, y que pueda ser manejable en un entorno responsable con el medioambiente y la salud de la gente del sector. Según Alexandra Rodríguez, Responsable del proyecto AGRUPAR, “la crianza de especies menores puede convertirse en un medio de vida que complemente al huerto orgánico, el que necesita abono compostado de los animales para mantener su fertilidad, estabilizar la materia orgánica y reducir las posibilidades de plagas y enfermedades. De igual manera, el huerto puede proveer de alimentos como restrojos u otros elementos que se pueden aprovechar para la alimentación de los animales, por lo que trabajar con huertos y crianza de especies menores resulta una opción rentable y cíclica”. El programa también contempla la crianza de cuyes, una costumbre muy arraigado con la identidad nacional, sobretodo de la gente que migra del campo a la ciudad, y que aporta a la seguridad y soberanía alimentaria. En este contexto, la crianza de cuyes es un aporte cultural, y que de alguna forma rescata las raíces andinas, así como conocimiento ancestral. Existe una restricción a la crianza de especies menores en el Distrito Metropolitano, por parte de la ordenanza 048 de Fauna Urbana, sin embargo en el artículo 6 se expresa que: “quienes cuenten un apoyo técnico y estén dentro de un programa orientado a seguridad alimentaria liderado por la autoridad municipal podrán hacerlo”. CONQUITO no otorga permisos ambientales para esto, pero se brinda el conocimiento técnico para realizar la crianza de especies menores, e informa sobre a cantidad de carga animal que se puede tener en determinado espacio físico. Es importante señalar que toda actividad económica requiere una licencia ambiental que deberá ser otorgada por la Secretaría de Ambiente. El curso tiene una duración de 5 horas, tendrá un costo de 5 dólares, y se lo desarrolla en las instalaciones de ConQuito, ubicadas en la avenida Maldonado Oe1-172 y Carlos María de la Torre, más información al teléfono 398-9000, extensiones 4219-4220. De esta manera el municipio del Distrito Metropolitano de Quito desarrolla diversas actividades para procurar el desarrollo económico de los habitantes del distrito.

Concluye taller de agricultura urbana dictado a personas refugiadas

Este viernes 29 de enero 2016, desde las 14:30 se realizó la clausura del curso de agricultura urbana, el mismo que se brindó a los usuarios de la Organización Hebrea para Ayuda a Inmigrantes y Refugiados (HIAS). El acto se desarrollará en ConQuito.

Cerca de 20 personas refugiadas recibieron capacitación en técnicas de agricultura urbana, los talleres se dictaron en las instalaciones de HIAS. Allí en recipientes recrearon las técnicas y se obtuvieron hortalizas, verduras y hierbas medicinales, todas de origen orgánico, las que sirvieron para el autoconsumo de los participantes.

Bajo condiciones de pobreza, conflicto armado o desastres naturales ocurre desplazamiento y migración hacia otros países y dentro del territorio a otras ciudades, en búsqueda de reconstrucción de vidas, retomando actividades propias del campo como la agricultura y la crianza de animales para sobrevivir en un medio desconocido o para mantener sus raíces y conocimientos ancestrales, así como el inicio de pequeños emprendimientos que les permitan subsistir.

Quito. Barrio Manantial del Sur. Huertos orgánicos en la ciudad de Quito. Reinaldo Ruiz de 66 años tienen en su huerto mas de 35 productos orgánicos. Fotografía: FOTOGENIA.

Quito.
Barrio Manantial del Sur.
Huertos orgánicos en la ciudad de Quito.
Reinaldo Ruiz de 66 años tienen en su huerto mas de 35 productos orgánicos.
Fotografía: FOTOGENIA.

Para la población vulnerable que no cuenta con trabajo fijo o tiene trabajos eventuales que los mantienen en situación de pobreza o extrema pobreza, la agricultura urbana de autoconsumo, les permite generar ahorro en la canasta familiar o comercializar sus productos para alcanzar ingresos complementarios familiares. Adicionalmente, la agricultura urbana no solo aporta a la economía de las familias, sino también a la salud y el bienestar alimentario de las mismas.

En este contexto ConQuito y HIAS mantienen un acuerdo para fomentar la integración local  de la población refugiada de Quito a través de actividades relacionadas a  la agricultura urbana como estrategia de aporte a la seguridad alimentaria, generación de ahorro y mejoramiento de ingresos.

Las capacitaciones fueron de carácter semanal y quincenal para los grupos principiantes (dependiendo del grupo y de la ubicación) y para grupos avanzados (luego de un año de intervención) la atención se lleva a cabo mínimo una vez por mes; las necesidades de atención por problemas agronómicos se solventan previa llamada al técnico de ConQuito asignado a la zona.

Sobre HIAS

HIAS es una organización no gubernamental, de la agencia socia del  Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, cuya labor se centra en el apoyo a la integración local de solicitantes de refugio, refugiados e inmigrantes en el Ecuador, a través de  apoyo psicológico, asistencia humanitaria, y mediante el Centro de Información y Orientación CINOR  brinda orientación y referencia en ejes de trabajo como: área de empleo, área legal y área de servicios.

La población refugiada atendida por HIAS, residente en la ciudad de Quito son: niños, jóvenes y adultos; hombres y mujeres.