El sábado 22 de octubre se realizó la plantación de 700 árboles y plantas nativas de la zona de San José Cocotog, norte de Quito, con la participación de 120 voluntarios de Citi Foundation, Fundación Avina, Conquito, la Secretaría de Territorio y la Secretaría de Coordinación, con el objetivo de reforestar la zona de la ladera en una actividad familiar entre las instituciones participantes.

San José de Cocotog es una comuna periférica de la ciudad de Quito, ubicada en el sector nororiental, rodeada de quebradas en todos sus límites. La comuna está compuesta por cinco barrios heterogéneos, viviendas agrícolas y ganaderas junto a una naturaleza exuberante propia del borde de la urbe.

En el año 2018, fue elaborada la “Agenda Comunal de Desarrollo de San José de Cocotog”, documento que es resultado de un extenso proceso participativo junto a los habitantes de la comuna, a través de diferentes talleres, encuentros y mingas. La agenda contiene 51 proyectos a ser implementados hasta el año 2040, los cuales mayoritariamente buscan; preservar la cultura de la comuna indígena más grande de la zona urbana de Quito, rescatar su paisaje natural, convertido en un botadero de escombros por más de 50 años y generar un fortalecimiento sostenible entre la ciudad urbana, la ciudad ancestral-rural y la naturaleza.
Uno de los cuatro proyectos priorizados en la agenda, constituye el diseño y construcción de un sendero ecológico de la comuna San José de Cocotog, propuesta generada a partir de la necesidad de recuperar las quebradas que bordean la comuna, se busca que este espacio se convierta en un área de concientización ambiental. Fortaleciendo el empoderamiento de la comuna hacia la protección y conservación del bosque seco que la rodea.
El proyecto cuenta con el apoyo de Citi Foundation, para la arborización del sendero con alrededor de 550 especies nativas de la zona que, a más de recuperarla flora, permitirá la recuperación de la fauna de la zona. El evento fue realizado en cooperación con voluntarios de CITI, Fundación AVINA, la comunidad, María Belén Loor, directora ejecutiva de Conquito y el equipo técnico de la Corporación cooperaron con la reforestación de esa parte de la ciudad.